Pueblos bonitos cerca de Madrid: Hita, Valverde de los Arroyos y Brihuega

Pueblos bonitos cerca de Madrid

Una de las mejores formas de descubrir la belleza del centro de España es recorriendo todos esos pequeños pueblos bonitos y pintorescos que te puedes encontrar en muchos rincones de su geografía. Algunas de estas localidades están muy cerca de Madrid, por lo que están muy bien comunicadas, lo que hace que sea más fácil planificar una ruta en coche.

En la comunidad autónoma vecina de Madrid, Castilla – La Mancha, se encuentran algunos de estos pueblos con más encanto. Uno de ellos, por supuesto, es Hita (provincia de Guadalajara), a poco más una hora en carretera de la capital de España.

Nuestra villa medieval es conocida a nivel nacional por ser el lugar de nacimiento de Juan Ruiz, el autor del Libro de buen amor, una de las obras cumbre de la literatura castellana de la Edad Media.

Como dato curioso, nuestro municipio, junto con Valverde de los Arroyos, pertenece a la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España. Esta organización sin ánimo de lucro nació para poner en valor aquellas localidades que destaquen por su belleza, singularidad o riqueza cultural.

Hita, Valverde de los Arroyos y también Brihuega, son los tres pueblos bonitos cerca de Madrid que hemos seleccionado para tu próxima ruta turística.

Si vas a pasar un fin de semana en nuestras casas rurales, aquí es por donde puedes empezar este recorrido:

Hita

Lo más impresionante de la villa es que ha conservado su casco antiguo con trazado medieval, reconocido como conjunto histórico en 1965.

En pie todavía queda un kilómetro de la antigua muralla, levantada en el siglo XV, que rodeaba el núcleo antiguo y se unía al castillo en la cima del cerro. De las cuatro entradas que tenía solo se conserva la de Santa María, que era la puerta principal.

A través de ella se accede a la plaza mayor de Hita o plaza del Arcipreste, que en su época fue el barrio principal de la antigua judería.

Mención aparte merecen las famosas casas-cueva. Se conocen como “bodegos” y se excavaron durante la Edad Media en la ladera del cerro. Junto con estas casas-cueva están también las bodegas, que hasta hace bien poco se utilizaban para conservar el vino.

Otros lugares de interés son la iglesia de San Juan Bautista, de estilo gótico-mudéjar, o las ruinas de la antigua iglesia de San Pedro, que es donde se representan las obras de teatro del famoso Festival Medieval de Hita, declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional y Bien de Interés Cultural.

En el marco de este festival, que se celebra todos los años en el mes de julio, es otra visita obligada el palenque, donde se organizan las justas y torneos de caballeros.

Si subes a lo que se conoce como barrio alto, podéis pasar por la casa del Arcipreste, que en la actualidad tiene un museo dedicado al Libro de buen amor.

Y en lo más alto del cerro se pueden ver las ruinas del antiguo Castillo de Hita, levantado en época musulmana.

Vista de Hita con la puerta de Santa María al fondo

Valverde de los Arroyos

Este pequeño municipio forma parte de la ruta de los pueblos negros. Está formada por localidades de la parte norte de Guadalajara que se caracterizan por tener una arquitectura basada en la piedra de pizarra. Por eso sus casas y edificios tienen ese color negro tan singular.

De Valverde de los Arroyos destaca especialmente la plaza Mayor, con su pintoresca fuente de piedra, la iglesia de San Ildefonso, construida en 1854, o la ermita de la Virgen de Gracia.

También es interesante hace una visita a su museo etnográfico, en el que se explican muchas de las tradiciones y costumbres que conforman su cultura popular. Entre las salas del museo destacan la de la arquitectura negra, la del telar y la de la matanza.

El entorno natural de Valverde de los Arroyos también es de una gran belleza. Es espectacular la cascada de Despeñalagua, con más de 120 metros de caída, a la que se llega recorriendo unos sencillos senderos.

Ejemplo de arquitectura negra en Valverde de los Arroyos

Brihuega

Terminamos nuestra ruta en el pueblo de Brihuega. Aquí tiene un especial protagonismo el pasado histórico y arquitectónico basado en diferentes estilos.

El edificio más impresionante es la Real Fábrica de Paños, principal industria de la localidad durante el siglo XVIII. El inmueble destaca por su forma redonda, que hace que sobresalga visualmente en el entorno.

La fábrica también tiene unos espectaculares jardines de aire versallesco que invitan al descanso y la tranquilidad.

Otro estilo que destaca en Brihuega es el románico tardío, del cual tenemos grandes ejemplos como la iglesia de San Felipe.

Y el lugar más curioso que hemos visto aquí, sin duda, es el Museo de Miniaturas del Profesor Max. No hay mejor pueblo que Brihuega para albergar este espacio, ya que es la localidad natal de este ilusionista e hipnotizador de fama mundial, cuyo nombre verdadero era Juan Elegido Millán, y que coleccionaba todo tipo de miniaturas que recogía en sus múltiples viajes por África, Latinoamérica y otras partes del mundo.

Un camello esculpido en el ojo de una aguja o la pintura de “La última cena” en un grano de arroz son algunas de las diminutas joyas que más sorprenden a los visitantes de este particular museo.

Brihuega

¿Cuál es la mejor época para visitar estos pueblos bonitos cerca de Madrid?

El mejor momento para hacer esta ruta turística es en primavera, con el clima templado tan propio de esa estación.

Pero también recomendamos hacerla en julio, que es cuando se celebra el Festival Medieval de Hita. En esas fechas hay muchas visitas, por lo que te aconsejamos que te des prisa y reserves cuanto antes una de nuestras Casas de Valois.

Te recomendamos
Apartamento Agra, en Casas de Valois
Apartamento Agra
Desde por noche
Noticias destacadas
Abrir chat
1
Hola 👋🏼

¿En qué podemos ayudarte?